miércoles, 31 de julio de 2013



A los trece en casa de mi amiga.

Hola, bueno esta historia paso cuando tenía 13 años, estaba en 2 de secundaria y tengo una amiguísima que se llama Sofía la cual todavía frecuento, pues para no hacer el rollo tan largo, resulta que un día me quede en casa de Sofí pues quedamos de pasar el fin juntas, saliendo de la escuela pasamos a mi casa por algo de ropa y de ahí nos fuimos a la suya, pues la tarde todo normal platicando y en la computadora, después no hablo su mama para comer y después de comer nos fuimos a Plaza Satélite a buscar un pantalón que necesitaba Sofía para una fiesta, lo compro y una blusa, una calzoncito tipo bikini y su bra, llegamos a la casa y ya estaba su papa, nos saludó normal y le dijimos que iríamos a su recamara a que se probara la ropa.
Pocos minutos subió su papa en ese tiempo tenia como 40 años y abrió la puerta pues no servía el seguro y se abría fácilmente mi amiga esta en calzón y bra, entonces entro y yo me quede callada y ella solo le “dijo papa toca la puerta me estoy cambiando” y él le contesto “lo siento mijita pero es mi casa y en mi casa no toco las  puertas, además eres mi hija y que puedo verte que no te haya visto antes” entonces la tomo de un brazo y le dijo que girara para que la mirara bien, y me pregunto “como ves, verdad que se ve linda” y le dije que sí que mucho, entonces se salió de la recamara de ella y me dijo “perdón si te sentiste incomoda” y le conteste “no te preocupes en casa es igual”, total que nos acostamos, seguimos platicando ya con la luz apagada y nos quedamos dormidas.
Por la noche me desperté por que escuche que abrieron la puerta pero no me enderece solo escuchaba, y me di cuenta que era su papa, y que se estaba metiendo a la cama justo a un lado de ella pues yo estaba del otro lado pegada a la pared, me quede calladita pues ya me parecía una escena bastante familiar, no hice nada solo puse atención, ella estaba boca arriba igual que yo, entonces me pude dar cuenta por el movimiento de las cobijas que su papa le estaba acariciando los senos, no lo podía creer como a mi amiga le pasaba lo mismo que a mí en su casa, y me pude comprender que es muy común esas cosas asta en las mejores familias, entonces su papa estaba acariciando sus senos y notaba como bajaba la mano hasta su vagina obvio sin moverme podía darme cuenta de lo que estaba pasando, en eso ella abrió una de sus piernas la que estaba pegada a mi mientras podía sentir como sus papa le dedeaba fuerte pues hasta la cama  se movía un poco y mi amiga con gemidos muy silenciosos pero que aún lado de mi podía escuchar, en eso escucho que su papa le susurra “mi amor te gusta” y ella le dice “si papi” entonces él le contesta “date vuelta te la voy a meter” mi amiga se acomodó de  lado con la cara de frente a mí y dando la espalda a él y las nalgas también, no me di cuenta como se la metió ni nada solo de rato mi amiga ya está gimiendo tratando de no despertarme pero yo más despierta que nada estaba ya súper mojada deseando que fuera yo a la que se estaban cogiendo, ella solo soltaba pequeños gemidos y gritos muy bajitos, no sé cuánto tiempo duro tal vez 10 minutos o algo así, hasta que escuche como el empezó a gemir, me imagino que fue cuando se vino, porque no tardo mucho tiempo después ahí y salió de la recamara, al poco rato me di cuenta que mi amiga se empezó a acomodar el calzón y se levantó para ir al baño.
Al día siguiente en la mañana del Sábado se levantó muy temprano su papa para hacer ejercicio y cuando llego nosotras estábamos con su mama desayunando entonces fue cuando puse a tención a un gran detallé, traía puesto uno de estas licras de ciclista pegaditas y se le notaba un tremendo bulto pegado a su muslo, no pude apartar la vista de ahí, y él se dio cuanta porque me dijo ya niña se te va a enfriar la comida, y levante la vista para mirarlo a la cara y me sonrió. En esa tarde nos fuimos mi amiga y yo a la fiesta para la cual se había comprado al ropa, pero no puede estar muy tranquila pues no dejaba de pensar en lo que había pasado en la noche anterior y que mi amiga estuviera como si nada pasara como si ya estuviera acostumbrada o fuera normal, y tampoco podía dejar de pensar en aquella verga que guardaba dentro de esa licra, mi experiencia me decía que debía de ser enorme ya parada y dura. Esas dos cosas giraban en mi cabeza y no podía dejar de sentir tanta excitación.

Salimos de la fiesta y nos fueron a recoger, él y su mama, nos venía haciendo la plática cosas como  que tal la fiesta que si habíamos conocido algún chico, que si habíamos bailado y cosas así, llegamos a la casa y nos despedimos para ir a dormir, nos quitamos la ropa y note que de nuevo ella dormía solo en ropa interior, cosa que yo también hago pero en su casa un día antes si me puse pijama por estar en casa ajena digamos, entonces le comente que si podía prestarme una pijama porque la mía la había dejado en baño y no quería salir por ella y me dijo que durmiera así con ropa interior que no pasaba nada, entonces nos metimos a la cama ya algo cansadas, no teníamos ni media hora cuando entro su papa de nuevo y me imagine todo el numerito que esta por ocurrir, pero esta vez sería un poco diferente también se recostó aun lado de ella, solo que esta vez su mano la puso sobre mi pecho y empezó a atacarme  los senos por encima de ella y supe que mi amiga estaba despierta porque movía una de sus piernas de una lado a otro como calentándose, entonces abrí los ojos y me quise levantar pero él me dijo “tranquila, sé que te diste cuenta de lo que paso ayer en la noche con Sofí, y también note como me mirabas la verga por la mañana, y te aseguro que lo que está por pasar te va a gustar, a poco no Sofí?”, ella me dijo “si amiga es muy rico relájate” ya estaba más que dispuesta si eso era lo que quería entonces su papa prendió la luz y nos quitó las cobijas, las dos estábamos en ropa interior entonces él nos empezó a acariciar los senos a las dos y a quitarnos el bra, chupándonos primero a una y luego a la otra nos dijo que nos levantáramos de la cama y nos empezó a besar en la boca los tres nos pasábamos la lengua mientras el con cada mano nos agarraba las nalgas, yo estaba súper caliente ya entonces nos dijo que nos acostáramos en la orilla de la cama y nos quitó el calzoncito a las dos y empezó a chuparnos primero una y después la otra mientras a una le chupaba a la otra le metía el dedo, después nos pidió que nos hincáramos y que empezáramos a mamar su verga, que ya le tenía enorme muy venosa y morena, nos turnábamos para chupar o las dos al mismo tiempo, ella me la pasaba y después yo a ella, de una rato de estar hincadas nos dijo que se recostaba en la cama y nosotras nos subimos a seguir mamando, era de verdad una delicia de verga cabezona y no venosa, no muy gruesa como me gusta, pero si larguita, el ya recostado y nosotras sobre la cama mando el con sus manos libres nos seguía metiendo el dedo a cada una, nosotras de vez en vez coincidíamos con nuestras lenguas sobre su verga y aprovechábamos para besarnos des pues de rato de levanto y me dijo “tu primero porque eres la invitada” me recostó en la orilla de la cama yo con las piernas abiertas él se bajó de la cama y se agacho un poco porque la cama esta chaparrita y él es un poco alto se acomodó en medio de mis piernas y empezó meter su verga en mi al no ser tan gruesa no me causo dolor solo me dedique a disfrutarla, sentía cada metida hasta dentro de mi matriz y de ratitos la sacaba para que mi amiguita la chupara, seguía cogiéndome de este modo mientras que ella me acariciaba los senos muy rico o me besaba, pero él le dijo que colocara su vagina arriba de mi cara para que yo se la chupara, y entonces sentí doble placer, el gran placer que me daba con su verga y el de chupar la vagina de mi amiga, después de una rato cambiamos los lugares solo que él se recostó sobre la cama y ella lo cabalgó, mientras me coloque sobre la cabeza de el para que mi amiguita me chupara la vagina mientras se la cogía su papa, de rato él le dijo que se venía que se quitara rápido, entonces yo le dije que se viniera en mi boca, pero él me contesto “tranquilita preciosa más al rato todavía falta lo mejor” nos dijo que nos hincáramos en la orilla de la cama mirando y que pegáramos las caras a la cama, así que quedamos de a perrito pero con el culo bien levantado las dos juntitas y él nos empezó a coger así a las dos primero se la metía a una y después a la otra, de repente le pregunto “sofí donde está el lubricante” y pensé que era para cogernos por el culo, y sonreí, ella le dijo donde lo tenía escondido y él lo tomo, nos unto en los anos y me lo empezó a meter, al tener ya experiencia yo por el ano, no le costó mucho trabajo y con sofí, me imagino que tampoco, después de una rato de estar cogiéndonos el culo me dijo que ahora si me daría la leche, me levante de inmediato para hincarme se la empecé a chupar hasta que soltó el primer chorro de semen, me dijo no lo tragues, los dos chorros siguientes fueron más pequeños, y todo su semen lo tenía en mi boca, le dijo a Sofía que me besara y que entre las dos tragáramos su semen, estábamos como loquitas las dos besándonos y lamiéndonos el semen que teníamos embarrado en la cara me di cuenta que a ella también le encante el delicioso semen de un adulto.

En la mañana siguiente nos despertamos tarde y yo lista para regresar a mi casa, pero como les dije al principio, aún sigo frecuentando a mi amiga y me sigo quedando a disfrutar algunos fines de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada