miércoles, 8 de mayo de 2013

wow 19 cm 08/05/13



Recuerdan que puse una publicación de que si era posible que un mexicano tuviera una verga de 18 cm? pues recibí muchas respuestas algunas afirman que sí, otras que no y muchas que quien respondió lo tenía de ese tamaño, lo cierto es que nadie pudo probarlo, pero me llamo mucha la atención una persona que me mando por inbox su foto, y más me llamo la atención que vive como media hora de mi casa, empezamos a platicar de lugares cerca de donde vivo y si conoce, es mas gran coincidencia su hijo iba conmigo en la primaria y me molestaba para que anduviera con él, esta persona se llama Víctor es un hombre de 48 años muy apuesto y varonil como me gustan, moreno claro canosito, bueno entonces quedamos de vernos en un hotel, hoy en la mañana, le dije a mi mama que iría por los resultados de mis exámenes, y mentira los entregan el viernes jejeje.
Salí de mi casa a las 10 de la mañana vestida con una falda de mezclilla, una blusa negra y debajo mi tanguita negra y bra, llegue a la habitación del hotel que me dijo y que el ya conoce y sabe que no hay problema ahí, justo antes de llegar a donde estaba la bola del Tereo, un Naucalpan Estado de México muy bonito lo recomiendo bueno llegue a la habitación y ya estaba ahí, me abrió y me dijo “hola que guapa pensé que no vendrías ya se te hizo tarde” y le conteste “las mujeres debemos darnos a desear no crees” entonces entre y me ofreció algo de tomar, pero le dije que no que estaba bien, entonces me senté en la orilla de la cama y le dije “papi hermoso no tenemos mucho tiempo mi mama me va a estar checando el tiempo le die que iba a la escuela” él se sentó justo de lado mío y me dijo puedo tomarte unas fotitos y me modelas, le dije que no que la verdad no me gustaría que las fuera a ver alguien y me dijo te prometo que no sale tu cara entonces le dije que si le modele para una cuantas unas sin bra, apenas pensaba en quitarme la falda cuando me dijo no puedo más y se abalanzó sobre mi  empecé a sentir una mano en mis piernas mientras nos besábamos, sentí muchos nervios y miedo, no sabía si era verdad lo que me dijo de su verga que le media tanto, entonces pensé que tal si me duele o lastima, solo me quede quieta y sus caricias me estaban excitando acariciaba mis piernas y parte de mis nalgas, de rato siendo muy cuidadoso me vuelta y quede boca abajo, dejando mis nalgas expuestas, el enseguida empezó a tocarlas muy suavemente con la falda levantada hasta la cintura,  podía sentir como recorría la orilla de mi tanga que se metía entre mis nalgas paraditas y duras, después de dejarlo hacer eso un ratito yo ya estaba súper hot, me dijo que unas fotos más me quite la falda y tomo varias fotos mas pero le dije que ya que a lo que íbamos, entonces se acercó y se bajó el pantalón mientras yo le quitaba  la camisa,  fui por la cinta métrica a mi bolsa mientras el con la verga afuera se empezó a masturbar porque estaba semierecta, tome la cinta métrica que llevaba como quedamos y se la medí solo 14 cm de largo y 12 cm de grosor nada extraordinario, pero lo que me llamo la atención mucho fueron sus huevotes que casi le llegaban unos 10 cm debajo de lo normal por lo grandes que estaban, eran de verdad los más grandes que había visto (en películas o en persona y vaya que he visto varios), eran negros y arrugados,  como del tamaño de un par de aguacates, colgando así como se les ven a los toros jiji, un tatuaje de corona muy a la moda en su pelvis, entonces me dijo “no digas nada solo espera a que se ponga más erecto y vuelves a medir, miraba sus huevos me daba morbo su tamaño entonces él se dio cuenta y me dijo “toca preciosa no pasa nada ayúdame a que se pare bien esta verga que te comerás” lo empecé hacer con la mano la verdad si me empezó a gustar el tener en la mano semejantes huevotes fui perdiendo los nervios y se fueron convirtiendo en excitación descontrolada sé que cuando eso me pasa no hay nada que no haga con tal de sentir placer y quedar satisfecha cualquier cosa morbosa o sucia puedo hacer, después con las dos  manos se los levantaba y sobaba alimentando así el morbo que me daba ese par de hermosos huevos, mientras lo hacía comencé a ver que reaccionaba su verga soltando chorritos de líquido pre seminal en otras palabras así como lubricante que le sale a los hombres jeje,  los cuales me caían en mi brazo y pecho él lo embarraba en mis pezones mientras los tocaba y apretaba ya de rato estaba todo mi pecho mojado de la cantidad de chorritos que le salían mientras él se masturbaba, ya me escurría asta debajo del ombligo yo estaba tan caliente como para detenerme y no pasar a mas, sé que  a mi edad hago cosas que a otra niña la tendrían paralizada o seguramente cohibida, pero  yo no, yo lo estaba disfrutando como siempre entregándome al máximo, estoy segura que él ni siquiera hubiera sospechado que lo haría con una niña de 14 años y menos que fuera tan complaciente, estaba poseída por la lujuria (fueron sus palabras), entonces me tire en la cama y me abrí de piernas  para que pudiera admirar como mi tanga está súper mojada por mi lubricación y por el líquido que a él le salía y que ya se había resbalado desde mis senos hasta mi vagina, era delicioso saber cómo mi vagina se estaba mojando con los chorritos de líquido que salía de esa gorda verga, el saber que provenían de ese par de huevos me ponía más  y más dispuesta a todo, metí entre mis labios vaginales mi tanga para frotar mi clítoris, mientras él seguía masajeando ese rico pedazo de carne, abrí las piernas y el comenzó a acariciar mi vagina pasando sus dedos y diciéndome “que rica panochita tienes apenas le están saliendo pelitos y tú ya estas escurriendo  de lo caliente que eres niña, abrí más las piernas porque note que eso le gustaba y el hizo a un lado la tanga para comenzar  a pasarme la lengua por toda mi vagina mientras apretaba con  un dedo mi ano, esta yo a punto de venirme de sentir mi primer orgasmo y el con la otra mano apretaba mis senos con fuerza hasta que me vine en su boca el no dejaba de apretarme con  el dedo mi ano y pasar su lengua por el clítoris, en eso me levante y me quite yo misma la tanga imaginando lo que seguía, que tendría que metérmelo, pero no fue así, me volteo y me puso empinada de a perrito, abrió  mis nalgas y empezó a pasar su lengua por toda la raya que separa las nalgas picoteando con la punta de la lengua mi ano al mismo tiempo que seguía con un dedo tocando mi clítoris, yo tenía una sensación muy extraña en mi vagina por dentro en mi matriz una necesidad de sentir dentro el rose, quería que ya me cogiera que me penetrara aunque regresaba el miedo de que me doliera por el tamaño que presumía, trataba de no pensar en el dolor sino de relajarme para experimentarlo por primera vez un tamaño así lo que tanta había soñado he imaginado, mi instinto y deseo de mujer ya pedían que entrara entrar en mí,  pero su verga seguía semi erecta, así que le dije méteme tu dedo por el culo, a lo cual el de inmediato me lo dio para que lo ensalivara todo, empecé a chupar su dedo como si fuera un dulce no se muy rico, ya ensalivado lo empezó a meter en mi ano, me dolió muy poco mas bien sentía incomodidad pero sentía rico, el metía casi la mitad del dedo mientras yo le decía “que rico sigue está dentro nene, todo el dedo no te detengas por favor”, imaginaba que era su verga en lugar de su dedo, y  empezaba a moverme empujando hacia él, ya estando más dilata comenzó a meter y sacar el dedo esta vez sí hasta dentro hasta que quedaban sus nudillos entre mis nalgas yo no podía pensar en nada, solo disfrutaba, el miedo se había ido y los nervios igual, ahora que lo recuerdo no puedo comprender como puedo llegar a tanto, sin miedo, sin detenerme sin ponerme a pensar en nada, sino todo lo contrario con una entrega total, en fin, ya tenía su dedo grueso clavado en el culo y  uno más acariciaba mi  panocha, mientras yo con una mano ayudaba a abrir las nalgas apretándomelas para que pudiera meterlo hasta dentro después de un rato de estar gimiendo y gritando sentí que ya venía mi otro orgasmo, apreté mi ano lo más que pude para que no pudiera sacar el dedo hasta que paso mi orgasmo después me dijo “ven chúpame la verga ya mamita”, seguía un poco flácida pero gorda, entonces me arrodille frente a él con la  curiosidad de probarlo, estaba colgando su verga como sus huevos enormes huevos casi hasta medio muslo, estaba muy gorda y un poco larga, pero no los 19 cm que me había dicho no aun, en su punta tenía un poco de piel cubriendo la cabeza de su verga pero no toda, no como en las películas que no la tienen,  se notaban sus venas muy leve en la parte de adelante pero en la parte de atrás, en la base estaban muy marcadas, seguía cayendo de su pene chorritos de líquido lubricante y un hilo de nuevo un poco largo del mismo líquido, me dijo “tómalo con la mano y has hacia atrás la piel”, cuando la sujete note el peso que tenía y no pude serrar la mano de lo gorda que estaba cuando hice la piel hacia atrás deje salir su punta más gruesa que lo de más de su verga tan gruesa como la base de su verga a la que se le marcaban las venas, me dijo que lo hiciera hacia tras y adelante que hiciera ese movimiento con mi mano que lo masturbara y así lo hice cubría su punta y la descubría cuando jalaba hacia mi aventaba un chorrito de líquido que caía en mis brazo senos y cara, incluso un par de beses en mis boca,  no sabía qué hacer para que ya se pusiera enorme como la quería sentir, así que con la otra mano le acariciaba los huevos mientras yo con mi mano pequeña lo seguía masturbando  note que ya no apuntaba tan abajo su pene y también lo note más largo, entonces el me tomo de la cabeza y me acerco la boca a su verga ya semi erecta entonces me decidí, me la metí a la boca sin pensarlo dos veces, tragando con ella su líquido que escurría,  el sabor de ese líquido lubricante era un poco salado  pero no era desagradable como parecía un poco pegostioso, y un ligero sabor a como huelen los orines, tenía solo su cabeza dentro de mi boca no me ti más y el no hizo el intento por meter más ya tenía la boca muy abierta, mientras con una mano seguía masturbando el tronco de su verga con la otra no dejaba de acariciar sus huevos y el apretaba mis senos muy rico me empezó a gustar el sabor, el aroma y esa delicia no dejaba de sacar chorritos que iba dejando dentro de mi boca sin saber qué hacer, si escupirlo o tragarlo, pero después de un rato ya no podía contenerlo en la boca así que lo trague, salía mas en cada mamada que le daba sin dejar de acariciar su huevotes, cuando me di cuenta ya tenía más de su gruesa verga dentro de mi boca sentía como tocaba mi garganta con su punta, entonces me levanto y me recostó en la cama él se subió encima de mí, y nos acomodamos para hacer el 69, me quedaban sus huevos justo colgando en mi boca, y se los empecé a chupar trataba de meter uno completo en mi boca pero era imposible, ya cansados por la posición  y yo toda mojada de la cara y senos por su liquido se levantó y tomo un vaso que estaba en el buro junto a unas botellas de agua y lo puso en su verga para empezar a recolectar el líquido que salía quería recogerlo en el vaso y me dijo “lo guardare porque nos a servir para que no te duela tanto mi niña”, me hinque de nuevo y me dio el vaso así que empecé a masturbarlo con la esperanza de que tuviera una erección de vez en vez escurrían gotas o charritos de ese rico liquido pre seminal y lubricante, espeso,  que yo recogía con el  vaso y para mi sorpresa después de masturbarlo un rato empezó a crecer por sin tenía una erección al 100%  lo suficiente para intentar penetrarme, y me dijo “mi vida hermosa mídela ahora sí, no te quedare mal, para que te des cuenta que no soy un bocon”, tome de nuevo la cinta métrica y empecé a medir desde la base del pene hasta la enorme cabeza, y de verdad tiene 19 cm de largo y 16 de grosor, rápido ya animada y antes de que perdiera la erección  volví a recostarme en la orilla de la cama y él se hinco en el piso entre mis piernas que tenía un poco separadas, en ese momento regreso el nerviosismo y el miedo, pensaba que me dolería mucho y peor aún como demonios metería esa vergota en mi vagina, entonces acariciándome el clítoris y pasando su lengua me dijo “no tengas miedo abre bien las piernas no te dolerá mucho, prometo hacerlo con mucho cuidado, con fía en mi si mi vida” le dije “está bien pero con cuidado y si me duele y ya no quiero, por favor te quitas” el acepto y empezó a pasar la punta de su verga por en medio de mis labios vaginales empujando un poco pero yo sentía el empujón en mi vagina y trataba de cerrar las piernas, me dice “mi niña tranquila si, lo hare despacio relájate, entonces empecé a recordar su dedo en mi ano, lo mucho que disfrute, el sabor de verga cuando se la mame y me fui relajando, el con una mano abrió mis labio vaginales mientras que con la otra movía su punta por mi vagina y empujaba para penetrarme,  pero era difícil que entrara, entonces se estiro y tomo el vaso con su líquido seminal y lo empezó a vaciar en mi vagina dentro y fuera para lubricarme, entonces entendí porque lo había guardado en el vaso, se notaba que ya había pasado por la misma experiencia muchas veces, se acomodó de nuevo poniendo su punta en mi entrada separando otra vez mis labios vaginales con sus dedos y cuando levante un poco la pelvis para que me penetrara mejor sentí como empezaba a entrar poco a poco en mi vagina su enorme cabeza, me quede quita apretando los dientes y con las manos apretando las cobijas resistiendo el dolor, sentía como si estuviera muy caliente su cabeza y me ardía y lastimaba, pero no me moví está que sentí que ya tenía la punta de su verga dentro, él quiso seguir empujándola pero lo detuve y me dice “ok, está bien mi vida relájate y deja que tu panochita se acostumbre a mi verga” mientras me seguía abriendo los labios vaginales con una mano con la otra me acariciaba el estómago, la pelvis, los muslos, a los pocos minutos sentía que el dolor pasaba entonces le dije “ya sigue pero despacio y esta que yo te diga” entonces empezó a empujar despacio sentía claramente como la punta rosaba mi interior mientras entraba se sentía tan delicioso que el dolor empezaba de desaparecer se movía atrás y adelante solo la punta de la verga dentro ya empezaba a sentir muy rico y gemía fuerte y el igual gemía pero menos que yo, cuando sentí que empezaba a entrar más me quede quieta y grite cuando me empezó a doler él se detuvo yo enderece un poco la cabeza para mirar y tenía la mitad de su verga dentro, me dice “calma calma mi niña, ya vamos a la mitad lo estás haciendo bien solo sigue quietecita relajándote me di cuenta que ya lo estas disfrutando” y yo le dije “si ya pero me empezó a doler, espera un momento a que se me pase “ entonces volvió a ayudarme a relajar acariciándome de nuevo los muslos mis senos, el clítoris, mi estómago, de ratos metía su mano por debajo y apretaba mis nalgas, y la abría mientras con la otro metía su  dedo en mi ano yo con la cabeza hacia enfrente miraba como seguía con la mitad dentro y disfrutaba sus caricias y su dedo dentro de mi ano entonces le dije  ”ya paso sigue”, quito su mano de mis nalgas y de mi ano y volvió a abrir mis labios vaginales mientras con la otra acariciaba mis pequeños pelitos que comenzaban a crecer se empezó a mover de adelanta a atrás despacio sentí dentro de mi vagina el recorrido que hacia la punta de su gruesa verga mientras que en la parte de afuera sentía el grosor como abría mi vagina dilatándola cada vez más y con un poco de molestia y con los ojos cerrados sentí sus huevos pegando en mis nalgas, abrí los ojos y mire tenía toda su verga dentro, en eso me dice “lo lograste mi vida ya la tienes toda, me voy a mover despacio para que no te duela mucho, y empezó a bombearme muy despacio ambos lo estábamos disfrutando mucho, me excitaba pensar todo ese trozo de carne dentro de mí, mientras el me bombeaba la sacaba toda y la volvía a meter, volvía a meterla toda hasta dentro y sentía su grosor abriéndome la vagina cuando la volvió sacar note que ya está bien erecta firme y gruesa la metía de nuevo hasta dentro y yo podía sentir como pegaba su punta con el fondo de mi vagina justo en mi matriz,  entonces me dice “mamacita me voy a venir para que ya descanses” baje la cabeza y me recosté de nuevo completamente en la cama volví a acomodarme  bien pues ya me había cansado entonces abrí más las piernas y levante de nuevo la pelvis apoyándome con los pies en la cama, para que entrara más derecha su verga me sujeto con las dos manos a cada lado de mi cintura y empezó a bombearme muy fuerte yo cerré los ojos y aguante el dolor que sentía porque poco a poco fue convirtiéndose en placer al saber que esa gruesa verga estaba dentro de mí y sentir sus huevos chocando y rebotando en mis nalgas, apreté los ojos y sentí otro orgasmo, tarde un minuto en recobrar la razón y me dice “wow que orgasmo mi niña lo disfrutaste mucho verdad, me toca a mí aguanta un poco más casi me vengo” y ya muy depravada recordando las películas porno le empecé a decir “así sigue, por favor no te detengas ya vente,  ya papi vente échamelos dentro”, si recordaba los diálogos de la película pero en  verdad quería que se viniera dentro eso me daba mucho morbo y me excitaba más, pero él un poco torpe por la falta de condición hacia movimientos rápidos  y se cansaba y no podía venirse entonces lo saco y empezó a masturbarse un poco para que no se le bajara me dijo, me pidió que me subiera en el  que me diera unos sentones en su verga y sinceramente esa era una de mis fantasías sentarme en una gruesa verga así que acepte, él se acostó en la cama y me puse justo en sima de su verga metí la  punta y poco a poco me fui dejando caen en ella, me levantaba casi en canclillas para sacar de mi gran parte de ella y de nuevo me dejaba caer despacio, el ya con las manos libres tomo la cámara y me dijo “déjame tomarte una foto así bien clavada en mi verga”, la tomo y me dijo ” acuéstate entre mis piernas sin mi verga  y sube tus pies en mi estómago, esa era una posición que nunca había hecho y me gusto porque pude sentir una gran presión de su verga bueno la cabeza de su verga sobre mi punto g me empecé a mecer sin que sacar su verga de mi vagina y sentía tan rico mientras él me  tomaba más fotos, después de rato me pidió que me recostara en la orilla de la cama y el de pie acomodo su grande cabeza en mi vagina y entonces de nuevo lo volvió a meter toda hasta el fondo me bombeaba tan fuerte y tan profundo que le grite “ ya por favor vente me está doliendo, papi así no te detengas, cógeme más mas, quiero que te vengas dentro de mí, quiero tu semen y tus espermas en mi” lo que le dije lo prendió mucho y mis gritos y gemidos también, me tomo muy fuerte de la cintura saco casi su verga de mí y la metió de un empujón fuerte, se quedó quito con la cabeza hacia el techo, me quede quita igual mirando su verga hasta dentro de mí, y empecé a sentir como se sentía más gruesa en momentos y muy caliente en el fondo mi vagina, y otra vez se engrosaba y caliente en el fondo de mi vagina, no suque pasaba aunque lo imaginaba, después me di cuenta que cada vez que sentía eso era un chorro de semen dentro de mí, se quedó así un momento sin moverse en lo que recupero el aire, y empezó a sacar su verga ya no tan dura y yo sentía un alivio y un hueco entre mis piernas, la recargo justo encima de mis pelitos fuera de mi vagina, y sus huevos descansando justo en mis labios vaginales, seguía saliendo de ella chorritos de semen que el embarraba en mis estómago y senos mientras descansábamos, poco a poco fue perdiendo la erección hasta que le quedo gorda y pequeña de nuevo, me levante de la cama y abrí un poco las piernas porque sentía que se saldría su semen, y me pregunto “que pasa” y le dije siento que se me va a salir “mi vida no lo desperdicies”, puso su mano justo debajo de mi vagina tapando, le dije que me acostara en la cama y subí las piernas no quería que saliera su semen de mi vagina aun, no se es algo que me gusta disfrutar mientras me relajo me fascina saber que tengo semen dentro de mi vagina, lo que se alcanzó a salir de mi vagina lo empezó a embarrar en mis labios vaginales, embarro una cantidad en medio de mis nalgas y dentro de mi ano, y me dijo, “es bueno para la piel, ya verás quieres saber a qué sabe?” yo asi acosta con las piernas en alto recargada en la pared miraba como comenzaba a masturbarse de nuevo con su verga semi erecta no tardó mucho en empezar a venirse se acercó a mi cara, y abrí la boca para que cayeran en mi lengua, no fue mucho lo que salió pero lo trague y  me pareció tan delicioso.
Nos metimos a la regadera a tallarnos nuestros cuerpecitos mientras nos besábamos de lo más rico, ya quedamos de vernos después porque esa verga no la dejo ir por nada del mundo, me mando unas fotos a mi correo las pondré también en el blog son unas donde no sale mi cara obvio y otras que estaba yo bien penetrada que ni cuenta me di que las tomo, bueno unas si jejeje.
Esto paso hoy en la tarde y nunca lo olvidare fue mi primera vez con una verga tan enorme y gruesa.












8 comentarios:

  1. Wow, increible como todos los demas, tienes una forma muy cachonda de describir tus experiencias.....y las fotos uff, estas preciosa mujer...

    ResponderEliminar
  2. uff q rico y q excelentes fotos! Me encanta todo d ti estas pero rebuena! Sigue asi! Q rico!

    ResponderEliminar
  3. pufff que buen relato me encanta como te desenvuelves en los relatos son muy buenos y tu eres muy buena rebuenota

    ResponderEliminar
  4. hufffffffffff q tan deliciosa bca tiens para relatar tus cosas q ases me pones muy cachondo

    ResponderEliminar
  5. Excelente relato!, yo le hubiera nombrado La DeboraDORA, las imágenes, sin palabras, gracias por compartir tus experiencias, lo único que no me late tanto y perdón por el choro, es que no te cuidas mucho de las enfermedades venéreas, se que la calentura y el morbo son cabrones pero más vale prevenir que lamentar, piensa que si te cuidas hoy podrás gozar por muuuucho tiempo de los placeres del sexo. Un beso deby :).

    ResponderEliminar
  6. Buen relatos y las fotos exquisitas esperamos mas de ti disfruta del sexo mami rica

    ResponderEliminar
  7. ME GUSTSARI CONERTE M I C COREO ES gigolo.df@hotmail.com

    ResponderEliminar