lunes, 18 de febrero de 2013

En la Casa de retiro


08 de febrero 2013

 

Hola como se habrán dado cuenta me he desaparecido un rato de mi blog y de mi face por problemas con mi mama que me castigo, y si se pregunta porque me castigo, facil, me corrieron de la escuela jejeje, bueno entonces no me da permiso de conectarme y me tiene de servidora social en una casa de retiro para personas de la tercera edad, al principio quería morirme, porque que maldita aburrición estar ahí, pero recientemente me han pasado cosas buenas y de eso trata este relato.

 

Como a la semana de que entre en este lugar conocí a un señor muy chido, se llama Juan le dicen Juanito, la verdad era muy platicador y amable conmigo no niego que al principio me deba como asquito acercarme a él porque como ya está muy viejito casi cumple los 70 a veces huele a pipi, pero pues no es como los otros viejos gruñones, entonces me empecé a llevar bien con él, entraba a su recamara y le leía, o platicábamos o jugábamos ajedrez el me empezó a enseñar, hasta que un día precisamente jugando ajedrez notaba que me miraba mucho las piernas pues llevaba una minifalda (solo a mí se me ocurre) debajo mi tanguita y una blusa de las que se amarran por un lado mi bra y ya, entonces su mirada me incomodaba pero a la vez me daba morbo y de repente me hacia la disimulada de que tiraba y abría las piernas y el más me miraba, se acomodaba de un lado del otro de repente se tocaba disimuladamente la verga por encima del pantalón, y ya entrando en confianza me dice si me ganas en el ajedrez te doy mil pesos pero si te gano quiero que hagas algo por mí, y le pregunte qué cosa, y me dice la verdad me excitas mucho y no quiero faltarte al respeto ni que te ofendas pero me gustaría masturbarme mientras te miro si quieres puedes serrar los ojos yo solo te mirare, en ese momento me quede bien sacada de onda porque nunca me hubiera imaginado eso, la verdad me dio ternura y mucho morbo y le dije que sí, pero como seria o que, y me dijo solo tienes que levantarte y ponerte de espaldas mientras miro como se marcan tus nalgas con esa falda (cosa que ya me habían dicho antes jeje), hasta que me venga y ya pues total le dije que si, entonces bien tonta que pierdo, el viejo no lo podía creer casi quería brincar del gusto y yo pues un poco indecisa no sabía cómo hacerle para mejor decir que no porque tenía miedo que nos fueran a cachar, después me dijo levántate y párate frente a mí, así lo hice él se bajó su pantalón y su calzón, mientras no dejaba de mirar y me decía que me diera media vuelta mientras él se movía para riba y para abajo su pene, así estuvimos cerca de cinco minutos pero no se le paraba, entonces ya un poco cachondita le dije puedo ayudarte si quieres, el en seguida dijo que si ( jajajajaja, como diría que no) entonces me acerque me levante la blusa y me quite el brazier, deje que me tocara los senos mientras yo lo empezaba a masturbar, tenía un verga regular muy gorda y larga, pero flácida, muy velludo todos sus muslos velludos y sus huevos ricos grandes y velludos llenos de semen, delicioso semen,  entonces mientras lo masturbaba el cerraba sus ojos y no dejaba de acariciarme los senos y besarme el cuello yo levantaba la cara y le correspondía con besos en la boca, cuando sentía que metía su lengua dentro de mi boca también sentía como se erectaba su verga eso me ponía más caliente mire como empezaban a brotar gotitas de su verga y me escurrían por la mano y de repente chorritos que me caían en mis senos eso me puso a mil y se la empecé a mamar solo hacia su cabeza hacia atrás por el placer que le daba con mi boca, pare ese momento ya se le había parado y todos esos chorritos caían en mi garganta, deseaba que se viniera ya para tragar todo su semen,  cuando la sacaba de mi boca veía que era grande vaya que si, después de rato me dijo que ya se venía pero que quería hacerlo en mis nalgas así que me levante y me voltee me levante la falda y sentía como rosaba con su verga mis nalgas así, hasta que se empezó a venir escurriéndome todo su semen por mis nalgas y mis piernas, trate de embarrarme su semen en mis nalgas y mi ano, en los labios de mi vagina pero mucho escurrió por mis piernas, al terminar le dije que estábamos a mano pero que repetiríamos el juego porque quería la revancha y claro que me cogiera porque esa verga la quería tener dentro, pero eso lo platicare después, besitos cuídense mis amores.

3 comentarios:

  1. Tienes futuro en esto de los relatos "horny petite" :) eres la proxima marqueza de sade, sigue asi, estimulas nuestra libido.

    ResponderEliminar
  2. que sexy rica y que viejito tan afortunado.... aver si de viejito me toka una nena cachonda y tierna como tu k no se le nota lo sexoxa pero bien lo t pones cachorra

    ResponderEliminar